¿Sabías que las semillas de amapola tienen grandes beneficios para tu organismo? Sigue leyendo y entérate cómo consumirlas para que aproveches al máximo su contenido nutricional. Seguramente has escuchado sobre la hermosa flor de la amapola; una flor roja que puede crecer en cualquier tipo de territorio y clima.

Las semillas de amapola son semillas pequeñas de un intenso color negro y que puedes consumir de diferentes maneras. Provienen de las flores y es como la planta se reproduce.
Ha sido utilizada desde hace muchos siglos para mejorar la calidad de nuestra salud, sobre todo en la panadería, donde es común espolvorear ciertos tipos de panes con semillas de amapola. Veamos cuáles son sus propiedades.

Propiedades de las semillas de la amapola

Semillas de amapolaRicas en ácidos grasos saludables

Al igual que muchos frutos secos, estas semillas son una importante fuente de Omega-3 y Omega-6, componentes fundamentales para proteger la salud de nuestro cerebro, arterias y corazón.

Rica fuente de fibra

Para que te hagas una idea de la cantidad de fibra que pueden contener las semillas de amapola: tres cucharadas de estas deliciosas semillas te brindarán el 12% de porcentaje diario de fibra que tu cuerpo necesita.

Fuente importante de vitaminas y minerales

Al igual que las semillas de lino y de sésamo, las semillas de amapola son ricas en vitaminas del grupo B (B1, B2, B5, B6 y ácido fólico)  y en vitamina E y vitamina A.
Igualmente son una rica fuente de zinc, cobre, fósforo, hierro y potasio.

Semillas de amapola: ¿Cómo consumirlas?

Semilla de amapola

Para aprovechar al máximo todos los beneficios que pueden ofrecerte, las puedes consumir de diferentes maneras y además, las puedes utilizar para preparar diferentes recetas. Su delicioso sabor parecido a la nuez seguramente te encantará.

Ensaladas

Las puedes añadir a todas tus ensaladas como complemento. Bien puedes agregarlas directamente sobre los vegetales o en el aderezo. Hay una gran variedad de recetas de ensaladas donde puedes utilizas las semillas de amapola como grandes protagonistas.

Sopas y cremas

Al igual que otro tipo de semillas, puedes espolvorearlas sobre tus sopas y cremas.

En repostería

Puedes agregar una cucharada de semillas en todas tus preparaciones caseras de galletas, bizcochos o panes, para darles un sabor diferente y sobre todo para convertirlos en alimentos más saludables.

Yogures y cereales

Si eres amante del yogurt y de los cereales, puedes agregar una cucharada de semillas de amapola para darles un toque extra de fibra y vitaminas.

También solas

¿Sabías que también las puedes comer solas? Si no deseas consumirlas con nada más, puedes comerlas solas como un snack saludable o bien puedes agregarlas a un zumo natural o comerlas acompañadas con un buen vaso de agua. Eso sí, recuerda masticarlas bien.