¿Eres amante de los espárragos? Está planta es la favorita de muchos que aprecian tenerla en su huerta. Todos estamos de acuerdo en que una increíble satisfacción comer algo que has sembrado desde semilla. Hoy aprenderemos a hacerlo, pero antes que nada, conozcamos algunas de las propiedades de los espárragos. Acompáñanos a conocer el valor de la semilla de espárragos, donde adquirirla y como cultivarla.

Los espárragos o espárragos trigueros son en realidad los brotes de la planta cuyo nombre científico es Asparagus acutifolius. Son originarios del mediterráneo y especialmente populares en los territorios de la península, España, Francia e Italia.

Crece como planta silvestre sobre tierras soleadas y poco húmedas, los espárragos prefiere las condiciones de sequedad. Se trata de plantas perenes que tardan al menos un año en ser aprovechables, pero una vez que han crecido, se mantienen viables y produciendo por 15 o 20 años más.

¿Para qué sirven los espárragos?

Las propiedades medicinales de los espárragos son conocidas desde la época de los griegos, quienes los usaban a manera de remedio para enfermedades urinarias. Hoy se sabe que sus raíces y rizomas tienen propiedades antibióticas útiles en el tratamiento de infecciones del riñón y la vejiga.

Debido a sus características los espárragos son empleados en la gastronomía alrededor de todo el mundo. Tiene una textura que se asemeja a la del apio, pero es un poco más amargo, sin llegar a resultar desagradable, como las espinacas.

Como comprar semillas de espárrago

La semilla que elijas determinará las características y producción de tu plantación o huerto.

Cada semilla de espárragos da origen a una planta que es capaz de arrojar entre 4 y 7 brotes por temporada, las variedades de semilla híbrida son las que mayor rendimiento proporcionan, pero este no el único factor a tener en cuenta.

Las semillas de espárragos silvestres están bien adaptadas al suelo y clima en el que viven, sin embargo, presentan muy baja producción.

Los distribuidores en internet y comercios locales suelen informar de las características de las semillas de espárrago que ofrecen. Su precio es de aproximadamente 3 dólares el paquete de 100 a 500 semillas.

Como se siembra el espárrago triguero

El espárrago prefiere tierras secas y arenosas, lo suficientemente sueltas para que los brotes salgan de tierra con facilidad. La temperatura óptima se encuentra en torno a los 15 a 25 grados centígrados. Puedes sembrar espárragos en tu huerto o en terreno abierto.

La época de siembra se extiende desde finales de primavera hasta mediados de verano, mientras el clima es soleado y la temperatura se encuentra entre los 21 y 38 grados centígrados.

La preparación de la semilla.

No es recomendable plantar la semilla directamente en el terreno final, pero puede hacerse.

Lo ideal es germinar en semilleros y proteger la plántula en interiores hasta que alcance un altura de unos 10 cm.

Preparación del suelo

  • Una vez localizado el suelo en el que plantaremos nuestros espárragos, es necesario y antes de plantar espárragos trigueros, prepara la tierra.
  • Retira todas las malas hierbas y comienza a cavar los surcos en los que van a crecer tus espárragos.
  • Los surcos no deberían exceder los 10cm de profundidad, la separación entre surcos recomendada es de 90cm.

Siembra directa o trasplante

Sobre el surco, trasplanta los espárragos o bien arroja un grupo de semillas cada 25 a 30cm. Si has elegido el método de siembra directa. Al cabo de un mes retira las plantas más débiles de cada grupo dejando solamente una.

Cuidados.

El espárrago requiere de poca agua, aproximadamente un riego ligero a la semana. La fertilización se realiza a finales de cada invierno o a principios de cada verano. Utiliza una taza de fertilizante orgánico por cada tres metros de cultivo.

Cultivar espárragos es un ejercicio de paciencia. Desde que plantas la semilla hasta que comienza a dar brotes pasa al menos un año. Sin embargo, no es recamendable retirar los primeros brotes. o ideal es dejarlo desarrollarse hasta su tercer año de vida.

Cosecha del espárrago

Llegado el invierno, es momento de preparar nuestros espárragos para la cosecha, la cual se producirá en verano.

Durante el invierno veremos una reducción en la vitalidad de la planta que comenzará a perder algunos tallos y hojas. Debemos promover este proceso retirando paulatinamente las partes de la planta que vayan muriendo.

Al llegar la primavera los espárragos comienzan a regenerarse, momento en el que arrojan los apreciados brotes que buscamos. Durante 8 semanas aproximadamente, los brotes irán creciendo. Córtalos hasta que alcancen los 10 cm de altura.

Al finalizar la temporada, las hembras arrojan semillas, por lo que es importante recolectar las semillas y retirar las plántulas que lleguen a germinar para evitar una excesiva propagación.

Como recolectar las semillas de espárragos

Las semillas crecen al interior de bayas que se desarrollan durante meses hasta alcanzar una coloración verde oscura. Si tu intención es recolectar las semillas para sembrarlas, no cortes las bayas hasta que se encuentren bien maduras.

Antes de plantar las nuevas semillas, debes esperar una o dos semanas hasta que estén completamente secas. Cada planta de espárragos puede dar origen a miles de semillas al año.

Te agradecemos por visitarnos y te invitamos a ver más artículos sobre semillas que pueden interesarte. La última vez hablamos de las semillas de la flor de loto. ¿Te gustaría conocer más?