Como germinar semillas

¿Te has decidido a iniciar tu huerto o plantación y todavía tienes dudas sobre como germinar semillas? Hoy hemos querido traerte este artículo con 3 métodos comprobados por los expertos para germinar semillas de frijol, maíz, trigo, soya y otras de las que seguiremos hablando.


Qué necesitan las semillas para germinar

Para germinar, una semilla requiere de humedad, temperatura cálida, dependiendo de la especie, y luz. No todas las semillas necesitan las mismas condiciones, en este artículo aprenderás algunas manera comunes y generales para germinar cualquier grano que debes adaptar a la especie o especies de tu interés. Indicaremos, por supuesto las opciones más adecuadas para cada planta.


Preparación de las semillas

Es posible comenzar la germinación sin ningún tipo de preparación, sin embargo, lo más conveniente es preparar las semillas o granos para asegurar que germinen.

La preparación de las semillas consiste en hidratarlas en agua. Mediante este procesa “ablandaremos” la capa externa del grano para que la plántula la rompa con mayor facilidad y conseguiremos que el agua comience a activar la semilla.

como activar semillasPrepara un recipiente con agua limpia: Lo ideal es usar agua destilada, pero con el agua que usualmente bebes bastará.

Remoja las semillas: Las semillas deben dejarse remojando por un tiempo variable de acuerdo a sus características. Las semillas con un cuerpo más duro, como las leguminosas y la moringa, pueden remojarse por varios días, para las semillas blandas, como el alpiste, bastan un par de horas.

Recolecta: Tras haber dejado pasar un el tiempo suficiente, algunas de las semillas seguirás flotando. Estas semillas no son viables y deben desecharse. Enjuaga es resto de las semillas y continúa con alguno de los siguientes métodos de germinación.


Método 1: Germinar las semillas con Algodón o papel de servilleta

Germinar semillas con algodón es uno de los métodos más practicados y que la mayoría de nosotros conoce por los proyectos escolares. ¿Hiciste alguna vez este experimento con frijoles? Es un método muy sencillo que cualquiera puede realizar en casa y es perfecto para los niños.

Prepara el recipiente. El lugar donde colocaremos las semillas debe estar limpio y de preferencia contar con tapa. Un envase ancho o un tupper son perfectos.

Coloca una base: pon un poco de algodón o una servilleta en el fondo. Servirá para rodear las semillas y mantenerlas completamente húmedas.

germinar semillas con algodonColoca las semillas sobre la servilleta o algodón: Deben estar suficientemente espaciadas, con una separación mínima de 3 cm entre semilla para las semillas chicas y de 3 veces el largo de la semilla para las semillas de girasol y otras semillas grandes como es el caso de la calabaza. Toma en cuenta que al finalizar la germinación deberás separarlas sin romper las pequeñas plántulas y esto se volverá imposible si se enredan.

Coloca otra capa: Pon una capa muy delgada de algodón sobre las semillas o bien otra servilleta. Esto aplica para las semillas grandes como las del frijol que tienen la fuerza para atravesar estos materiales y se verán beneficiadas al estar completamente rodeadas de humedad. Para las semillas de menor tamaño como es el caso de las semillas de cactus la capa inferior es suficiente.

Humedece las semillas. Las semillas deben estar húmedas, pero no encharcadas. La manera más sencilla de lograrlo es con un pulverizador de agua o un gotero. Si, por alguna razón, notas que el recipiente está encharcado, inclínalo y extrae el exceso de agua.

Tapa el recipiente. Esto ayudará a mantener la humedad dentro y los hongos fuera del recipiente. Sin embargo, debes permitir la aireación de vez en cuando. Con abrir el recipiente 5 minutos al día basta, mientras lo haces, cerciórate de que el sustrato sigue húmedo, pero evita tocarlo demasiado.


Método 2: Germinar semillas en Agua

Un método muy utilizado para germinar semillas de las cuales se consume su “germen” o para semillas muy grandes como en aguacate, consiste en germinar las semillas en agua.

germinar semillas de brotePrepara el recipiente: En este caso, el recipiente ideal son lo frascos con tapa que se consiguen en el supermercado o reutilizar aquellos que sobran en casa. Como en el ejemplo anterior, deben estar lavados y limpios.

Introduce las semillas al frasco:llénalo de agua y cubre el la boca con una malla, un trapo o cualquier cosa que permita que el agua pase.

Posteriormente voltea el frasco boca abajo: Permite que salga toda el agua.

Guarda las semillas: Consérvalas dentro del frasco boca abajo en un lugar oscuro y húmedo, como la alacena.

Repite: Deberás llenar el frasco de agua y depurarlo dos veces al día hasta que el germen en su interior haya crecido tanto como lo necesites.


Método 3: Germinar semillas en Tierra

Cualquier semilla se puede sembrar directamente en la tierra con mayor o menor éxito, al final de cuentas, para eso es para lo que están programas

Puedes utilizar un semillero lleno de tierra o hacer la siembra directo en el suelo. Por mucho, el semillero es la mejor opción, porque permite mantener las condiciones de germinación controladas hasta que la planta sea lo suficientemente fuerte para sobrevivir en el exterior.

Usando un semillero.

Sin duda la mejor elección para germinar semillas con tierra. Simplemente llena el semillero de tierra, coloca las semillas y mantén la humedad hasta que crezcan.

En lugar de tierra es común usar sustratos como la vermiculita o el humus de lombriz que mejoran la retención de agua.

Cuando la planta haya crecido lo suficiente, puedes extraerla y transplantarla al suelo. Existen semilleros biodegradables que pueden enterrarse directamente. ¡Elige el que más te guste!

Directo al suelo

Prepara el sustrato. Limpia el suelo de hiervas, remueve y abona la superficie

Planta las semillas a una profundidad adecuada. La regla general es sembrar a una profundidad del doble del largo de las semillas, aunque esto no siempre se cumple. Siembra los granos grandes y fuertes como es maíz a una mayor profundidad y las semillas pequeñas como la manzanilla sobre la tierra sin escarbar ni cubrirlas.

Riega. Las semillas deben estar húmedas hasta que terminen de germinar. Agrega agua suficiente y con la suficiente frecuencia para mantener el suelo húmedo sin encharcarlo.

¡Esperamos que hayas disfrutado este artículo de infosemillas y te haya sido de utilidad! Recuerda compartirnos en tus redes sociales y sigue visitándonos para conocer más del mundo de las semillas.