Descubre con nosotros todos los beneficios que tienen las semillas de tomate y como sembrarlas, sean de Jotomate, de tomate Shanty o cherry.

En la cocina internacional, uno de los vegetales más utilizados para infinidad de preparaciones son los tomates. En ensaladas, sopas, cremas, salsas, para acompañar carnes, pollos y pescados… las posibilidades son infinitas.
Sin embargo, son muchas las personas que desechan las semillas con la idea de que hacen mal. ¡Falso! 

semillas de tomateEs común escuchar a muchas personas decir que las semillas de tomate son las culpables de la apendicitis o que obstruyen el intestino y todos son simples mitos. Las semillas están recubiertas por una membrana húmeda que tiene el efecto contrario: ayudan a limpiar el intestino por completo, evita el estreñimiento y aporta una gran cantidad de beneficios nutricionales. ¡No botes las semillas!

Propiedades de las semillas de tomate

Disminuyen el colesterol

Gracias a que son ricas en fibra, te ayudarán a disminuir los niveles de colesterol malo del torrente sanguíneo y además, son ricas en vitamina B3 (Niacina), una vitamina que ha sido utilizada para ayudar a disminuir los niveles de colesterol en la sangre.

Cuidan tu corazón

Las semillas de tomate contienen grandes cantidades de vitamina B6 y potasio, importantísimas para prevenir los niveles de presión altos y por tanto los ataques al corazón.

Bajan los niveles de tensión alta

Gracias a su alto contenido de un antioxidante conocido como licopeno, las semillas de tomate te ayudarán a disminuir los niveles de tensión alta, por lo que incluye el tomate en tu dieta si eres hipertenso.

Previenen el daño en las células

propiedades del tomateGracias a los antioxidantes presentes en las semillas de los tomates, tus células estarán protegidas contra el daño de los radicales libres que son culpables de aumentar las probabilidades de sufrir enfermedades como el cáncer, la diabetes y la arterosclerosis.

Mantienen los huesos fuertes

Gracias a su alto contenido de vitamina K, las semillas de tomate ayudan a mantener los huesos fuertes y sanos, ya que esta vitamina facilita la regeneración de huesos y estimula la osteocalcina, una proteína que endurece el calcio que fortalecerá los huesos.

Para consumirlas, simplemente no las deseches del tomate. Bien sea del tipo Cherry, Shanty o Jotomate; procura comer el tomate bien lavado y no deseches las semillas.
Si por el contrario deseas aprovechar las semillas para invernadero, simplemente toma las semillas, lávalas muy bien y escúrrelas con un colador. Déjalas secar al sol sobre una bandeja y una vez secas, estarán listas para la siembra.

Como plantar semillas de tomate

El tomate puede germinarse en semilleros o directamente en la tierra. La primera opción es la más adecuada, pero si decides optar por la segunda opción, asegúrate de arrancar todas las hiervas y pasto. ¡A comer tomates!