¿Sabías que la semilla de uva puede protegerte del cáncer? ¡Sigue leyendo! Una de las grandes bondades de la naturaleza es que nos ofrece alimentos nutritivos con grandes propiedades para mejorar nuestra salud y protegernos de enfermedades

La semilla de uva es evitada por muchas personas que al comer esta deliciosa fruta, optan por quitarla y no tienen idea de que están cometiendo un gran error.  Entre sus beneficios está el hecho de que nos puede ayudar a perder una importante cantidad de peso, nos hará lucir una piel reluciente y nos ayudará a mantenernos jóvenes,  ya que contiene potentes antioxidantes que nos ayudarán a protegernos de los radicales libres.

La uva una de las frutas más populares, junto a la manzana y la naranja, tanto así que productores de café, cáñamo y otras plantas comestibles buscan acercar su sabor al de la uva.

Beneficios de la semilla de uva

Semilla de uvaEs antioxidante

Uno de los grandes beneficios de la semilla de uva es que representa una fuente de componentes llamados fenólicos, tococerol y proantocianidinas,  que protegen a nuestro cuerpo del ataque de los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro y causantes de diversas enfermedades. Como dato curioso, estos componentes se mantienen en nuestro cuerpo durante tres días, combatiendo las toxinas.

Escudo contra la contaminación

Tal como acabas de leer, la semilla de uva, tiene la particularidad de protegernos contra la contaminación y contra el efecto del cigarrillo y del tabaco. Si actualmente eres un fumador pasivo, deberías aprovechar al máximo esta característica de estas semillas.

Mejora la circulación

Además de ayudarnos a reducir los niveles de estrés, mejora notablemente la circulación, evitando ataques de trombosis y equilibrando nuestros niveles de tensión sanguínea. Además, los flavonoides presentes dentro de sus componentes, fortalecen y protegen los vasos sanguíneos, mejorando también la salud cardíaca.

Son anti-inflamatorias

Consumir estas semillas te ayudará si tienes problemas de la piel, sinusitis, gastritis, artritis o cualquier afección inflamatoria. Y además, actúa como un potente depurativo de la sangre y del intestino, por lo que es ideal si deseas limpiar tu organismo de toxinas e impurezas.

Anti cancerígenas

Gracias a la enorme cantidad de antioxidantes que poseen, protegen nuestro cuerpo contra la aparición de diferentes tipos de cáncer: de mama, de colon, de próstata y de piel.

Semilla de uva: ¿Cómo se come?

Semillas de uva

Para aprovechar al máximo todos los beneficios que tiene esta semilla, puedes comenzar por consumir entera la fruta, con todo y sus semillas. Si te preguntas dónde comprar estas semillas, puedes conseguir en tiendas naturistas o tiendas especializadas de herbolarios cápsulas o extracto de semilla de uva. Sin embargo, si deseas que su consumo sea completamente natural, puedes optar por comer la fruta al natural (lavada previamente) y no desechar las semillas.

Puedes almacenar las semillas de la uva y después de lavarlas muy bien y quitar cualquier residuo de pulpa para luego dejarlas secar muy bien. Puedes añadirlas a batidos y zumos de frutas, bien sea  en polvo o enteras, preparar una crema de cilantro con uva o una ensalada de hinojo y uva blanca.
Recuerda que si las comes enteras, debes masticarlas muy bien porque representan un reto para nuestro sistema digestivo: son de digestión complicada.
Lo ideal es consumir 300 mg diarios, si eliges adquirir las cápsulas.
Como dato interesante: no tienen contraindicaciones. Así que personas de cualquier edad con cualquier condición pueden consumirla.
¿Qué esperas para probarlas?